Los hijos vienen al mundo sin manual de instrucciones. 
 

A veces me siento perdido o perdida con mis hijos.
 

No me gusta el padre o la madre que soy a veces. 
 

Ya lo he probado todo...No sé qué hacer...Ya no puedo más…

 

Cada familia es única lo mismo que todo ser humano. Por tanto, cada madre y padre tiene una manera especial de serlo. Lo importante es que sepas qué estás haciendo y cómo, y que te encuentres en paz con ello. Si no es así, te ayudamos a identificar lo que está pasando y cómo llegar a ello.

Ofrecemos un espacio de encuentro grupal donde padres y madres (presentes o futuros) puedan verse en su proceso de maternidad y paternidad. Puedan revisar y compartir cómo están en el sistema familiar, qué está sucediendo, qué conflictos están apareciendo y cómo se van tratando. Pueden expresarse libremente sin miedo a ser juzgados, compartir sus angustias, miedos y frustraciones. 

 

El trabajo es grupal y en ausencia de los hijos/as. Es un un espacio para adultos/as que acuden de manera individual o en pareja.

Se trata de hacer un ejercicio sano y responsable de su papel en la crianza, así como de valorar la consecuencias de ejercer un modelo u otro de apego, de vínculo y conexión con los hijos/as y en la relación entre padre/s y madre/s.

 

Para ello, pondremos a disposición diferentes prácticas y herramientas psicológicas y pedagógicas para poderlas llevar a cabo en el día a día.